Saltar al contenido

Que no te den calabazas, sorpréndel@s con los mejores disfraces caseros Halloween

Si eres de los que busca siempre ideas originales para crearte tus propios disfraces, en Halloween no podría ser menos. Nosotros queremos echarte una mano, así que te proponemos algunas ideas de disfraces caseros Halloween que hemos recopilado de la red de redes. Si este año no quieres comerte la cabeza, este es tu post. ¡Sorprenderás a más de uno con una idea original, fresca y sobre todo sencilla!

El Murciélago Paraguas:

Esta chica tiene lo que hay que tener y no le des más vueltas. Lo primero que necesitamos es un paraguas viejo que estemos dispuestos a perder y por supuesto negro. Lo recortamos por la mitad y nos sujetaremos una de las esquinas en la espalda con cinta adhesiva transparente. Como veréis tendremos unas magníficas alas que mostrar a nuestro público y la excusa perfecta para hacer el vampiro.

Monstruitas del pantano:

Otro ser mitológico, encarnado en el celuloide antiguo. Estas chicas no tienen ninguna vergüenza. Unas sudaderas verdes -que te quiero verdes- aderezadas con accesorios para simular ser las cabezas del monstruo. Verdaderamente sencillo y efectivo. Puedes elegir un monstruo distinto cambiando el color de la sudadera, ¡originalidad al poder!

Los pájaros de Hitchcock:

Escena mítica del cine donde las haya. La prota rubia y guapa en una cabina siendo atacada por los cuervos negros. Un disfraz súper original que hará las delicias de los más gafa-pastas. La verdad es que la chica promete…

Embarazo infernal:

Un cojín, un muñeco viejo y un poco de sangre falsa serán más que suficientes para hacer creer a todos que llevas al demonio dentro. El cojín te sobrará si estás ya embarazada, pero claro, no quieres darle un susto de muerte a tu madre ¿verdad? Además siempre podrás decir que es un primo de Puyol.

Fantasma y punto:

Vale, lo tuyo no es currártelo ni quieres comerte la cabeza. Probablemente hasta te aburran las fiestas de Halloween, pero claro no puedes aparecer y no llevar nada puesto. Sería el colmo de la sosez. Así que venga, una sábana vieja, dos agujeros y tira que te va. También es una buena opción, muy sencilla como disfraz casero infantil.

Samara de The Ring:

¿Eres de los que sufriste viendo esta peli? Pues conviértete en Samara, las más hija de su madre de todas las cintas de vídeo. Este hombre de la foto lo ha comprendido e interiorizado. Ahora no tendrás más ganas de darle al Play ¿verdad?. Sólo te hace falta un camisón sucio y una larga peluca morena.

Así que si eres un soso, poco manitas o no tienes pasta, ya no tienes excusa para no disfrazarte, estar genial este Halloween y lo más importante, ¡pasar una noche terroríficamente divertida!

Happy Halloween!!