Disfraces Carnaval originales para mujer, hombre y niños

¡La mayor selección de disfraces de Carnaval ha llegado a Funidelia! Si el Carnaval es tu fiesta favorita tienes un montón de opciones para dar con el traje de Carnaval perfecto.

En nuestra tienda online puedes comprar atuendos para todas las edades. Disfraces para Niñosmujer y hombre y hasta disfraces para tu perro o mascota. Además, tienes a tu disposición un catálogo con un sinfín de propuestas de disfraces de las temáticas más variadas: Star Wars, Princesas Disney, superhéroes, Cabronazi, Dragon Ball, Pac-Man, dibujos animados, videojuegos... Combínalos como quieras para formar tus propios disfraces en grupo el próximo Carnaval.

Y no solo tenemos disfraces, también máscaras, pelucas y todo tipo de complementos para vivir un Carnaval inolvidable. Disfraces baratos y de licencias oficiales para toda la familia. Llena de color y de alegría esta fiesta tan divertida en la que todos disfrutan convirtiéndose en sus personajes predilectos con los disfraces de carnaval más originales.

Filtrar listado
Tu búsqueda:

Prepárate para la fiesta con nuestras máscaras y disfraces de Carnaval

Disfraces de carnaval

El Carnaval es la fiesta de disfraces por excelencia y, para nosotros en Funidelia, es la fiesta de la fiestas. Cada año, personas de distintas regiones esperan con ilusión la llegada de este evento. Los disfraces, bailes de máscaras y desfiles de carrozas llenan las plazas y calles de aquellos países de tradición católica, donde se festeja con el Carnaval en los días previos a la Cuaresma.

Aunque disfrazarse parece más cosa de niños, el Carnaval es una fiesta para todos los públicos y no entiende de edades. Por eso, en Funidelia pensamos en los más pequeños de la casa, con trajes de Carnaval para niños, pero también disponemos de disfraces de carnaval para adultos.

Si eres de esos a quienes les gusta comprar disfraces nuevos cada año, hacerse con las últimas tendencias y ser quien lleve el disfraz original de turno, en Funidelia disponemos de una amplia gama de disfraces originales y divertidos. Encuentra en nuestro catálogo una variada selección de disfraces baratos para adultos, así como pelucas para acompañar al disfraz o las imprescindibles máscaras.

Funidelia, tu sitio web para disfraces de Carnaval

Disfraces para carnaval online

Si necesitas disfraces de Carnaval, éste es tu sitio. Disponemos de más de 30.000 productos donde elegir y comprar todo lo necesario para la fiesta de disfraces más divertida y esperada del año. Tenemos disfraces, máscaras, complementos y accesorios, así como artículos de decoración.

Incluso los recién llegados a la familia podrán disfrutar del carnaval en sus primeros meses de vida. Y es que dentro de toda esta amplia gama, encontrarás también disfraces de carnaval para bebés. Hasta tu mascota podrá unirse a la fiesta con un disfraz de carnaval para perro.

Por todos es sabido que, si algo representa el Carnaval son las clásicas máscaras. Con una buena máscara podrás celebrar la fiesta al más puro estilo veneciano. En cambio, la tradición, sobre todo en otros países, ha ido dando paso a un carnaval original, con disfraces de personajes famosos, disfraces de Disney y otros disfraces originales de carnaval. En nuestro catálogo online encontrarás todo lo que necesitas, desde disfraces de todo tipo hasta maquillaje de carnaval y otros complementos que completarán tu look.

Si siempre has querido ser un superhéroe, Carnaval es la mejor ocasión para transformarte en tu personaje de ficción favorito. Aprovecha las posibilidades que ponemos a tu disposición en Funidelia, con ofertas no solo para carnaval, sino para todo el año, con disfraces de buena calidad, máscaras de alta gama o sencillas, y disfraces de licencia oficial, entre otros.

Del cine a la realidad, gracias al carnaval y a los disfraces inspirados en personajes de películas y series de televisión, podrás convertirte en cualquier protagonista de la gran pantalla. También podrás hacer las delicias de los más pequeños con disfraces de los dibujos animados que admiran.

En el catálogo de Funidelia también encontrarás una gran variedad de trajes de carnaval XXL y de otras tallas grandes, para llegar a todo tipo de público. ¡Viva el carnaval con curvas!

Cómo elegir los disfraces de carnaval perfectos

Disfraces medievales para carnaval

Los disfraces de carnaval te permiten participar en un juego de roles donde cada uno escoge al personaje a quien quiere representar, con sus fortalezas y debilidades, con unas características diferentes a las de quien lleva el traje.

En la antigüedad, y según la tradición, el carnaval era la única época del año en la que estaba permitido salirse de la norma. Siglos después, esta tendencia ha derivado en una vía de escape psicológica, un paréntesis en el que liberar la mente y dar rienda suelta a una parte de nosotros que no suele aflorar. Hacer el ridículo, reírse, imitar a un personaje… Son prácticas saludables que se llevan a cabo en carnaval y que nos ayudan a liberar el estrés diario y a cambiar de máscara por un día.

Con o sin trajes de carnaval, por otra parte, ya lo decían los latinos: “Semel in anno licet insanire” (una vez al año es adecuado perder el juicio).

Así las cosas y dándole la debida importancia que el carnaval tiene como práctica terapéutica, elegir el disfraz de carnaval perfecto no es tarea para tomar a la ligera. Para ello, debemos dejar a un lado las inhibiciones, elegir el conjunto idóneo y olvidar del estrés diario.

Si ya lo decía Oscar Wilde… “Dale una máscara a un hombre y te dirá la verdad”.

Historia del Carnaval

Disfraz de Arlequín

El Carnaval es una fiesta que se celebra en los países de tradición católica, cuyo origen se remonta a muchos siglos atrás, probablemente a las fiestas religiosas paganas. En ellas, se empleaban máscaras para alejar a los malos espíritus. Además, en la antigüedad, el carnaval también se entendía como la gran fiesta de la fertilidad de la tierra, como símbolo de la llegada de la primavera y del despertar de las flores y frutos tras el invierno.

Los orígenes del Carnaval se remontan a las fiestas de la antigua Grecia y Roma. Destacan, entre otras, las Antesterias, un festival celebrado en Atenas en honor a Dioniso, dios del vino, o las saturnales romanas, por Saturno.

Durante estas celebraciones, la población dejaba a un lado sus obligaciones sociales y se obviaban las jerarquías para dar paso a la subversión y la broma.

Desde entonces, el concepto de Carnaval ha ido derivando hasta concebirse como un período festivo pero, sobre todo, de renovación y de cambio, un período en el que el caos sustituye temporalmente al orden. Cuando termina, todo vuelve a la normalidad y solo cabe esperar a que pase un año de rutina para volver a salirse del camino marcado.

Con la llegada del Cristianismo estos rituales perdieron su carácter mágico y la tradición pasó a ser una mera forma de entretenimiento popular. Las principales celebraciones tienen lugar en torno al jueves lardero y al martes de carnaval. En el calendario, estos días coinciden con el último jueves y el último martes antes de la Cuaresma, que comienza con el miércoles de ceniza.

Durante la Edad Media, en especial en el Renacimiento, el carnaval se relacionó con la cultura y tomó un cariz más artístico y de clase alta, con actos vinculados al teatro, la danza y la música.

Como ocurrió en casi todas las corrientes culturales, el Renacimiento fue una época de esplendor para el carnaval. Personas de diferente origen social participaban en masa en grandes fiestas y espectáculos, organizados para el disfrute de todos, sin importar la clase o profesión. Dignos de resaltar son los conocidos como carros triunfales que, adornados y decorados para la ocasión, recorrían las calles con canciones de carnaval. Nacieron en Florencia, de la mano de Lorenzo de Medici.

Además, estas carrozas servían para mostrar la grandeza de los señores de la época, al mismo tiempo que favorecían la participación de todo el pueblo en una bacanal desenfrenada. “¡Qué hermosa es la juventud! Juventud que se desvanece tan pronto. Dejad al que quiera ser feliz disfrutar el momento, porque el mañana quizás no llegue jamás”, cantaba Lorenzo el Magnífico durante los carnavales de Florencia.

En 1600, el concepto de Carnaval se renueva con la aparición de la Comedia del Arte Italiana, una obra de teatro en la que los actores usan máscaras y trajes para representar a una serie de personajes concretos. Arlequín, Pantaleón o Polichinela son algunos de ellos. Del carnaval heredaron el gusto por la broma y el disfraz, al mismo tiempo que las celebraciones tomaron de ellos sus trajes tradicionales.

En aquel entonces, las fiestas se solían hacer en público, con la imaginación y el ocio como protagonistas. En concreto, el distintivo predominante era el uso de máscaras.

El origen del término Carnaval

El origen exacto del término ‘Carnaval’ no está del todo claro y existen diferentes teorías acerca de ello. Algunas corrientes hablan de su procedencia del concepto ‘car navalis’, un barco sobre ruedas, el carro naval, que los romanos sacaban en procesión como elemento sagrado.

Otros hablan del ‘carnem levare’, del latín ‘quitar la carne’, puesto que justo antes de la cuaresma, periodo en el cual los católicos no podían comer carne, se celebraba un gran banquete. Este tenía lugar el martes de carnaval, día previo al miércoles de ceniza con el que daba comienzo este periodo de abstinencia cárnica.

El Carnaval y las bromas de los curas

Durante el Medievo, una extraña tradición llegó a las iglesias de la mano del carnaval. Los curas acostumbraban a contar chistes, a menudo picantes, hacer bromas y parodias con marionetas y todo tipo de representaciones, incluso lanzar comida, para conseguir la risa de los feligreses que, durante la Pascua, asistían al templo.

El objetivo era doble, por un lado se pretendía animar el espíritu antes de la llegada de la Cuaresma. Al mismo tiempo, este tono jocoso y liviano contribuía a que los fieles entendieran mejor el mensaje religioso que se transmitía.

Los carnavales más famosos de España

“No hay que llorar, que la vida es un carnaval”. Lo canta Celia Cruz y a Celia hay que hacerle caso.

En España lo hemos tomado al pie de la letra y las fiestas de carnaval más famosas se reparten por toda la geografía, desde Canarias hasta Galicia, pasando por Cádiz, Badajoz o Sitges. En cada rincón la fiesta se celebra con sus peculiaridades pero, si algo tienen en común son los disfraces, la música y la celebración en compañía de amigos y familiares.

Desde los más pequeños en el colegio, hasta personas de todas las edades salen a las calles de su localidad para unirse a la fiesta, con sus disfraces, máscaras y demás complementos necesarios para camuflarse y liberarse.

Más allá de los carnavales que se celebran en cada pueblo, barrio y ciudad del país, hay algunos que, por su popularidad y tradición, destacan sobre el resto. No podemos nombrarlos todos pero, a continuación, una selección de los carnavales más famosos de España.

Cádiz y sus chirigotas

Si hay algo que caracteriza al Carnaval de Cádiz, son sus chirigotas. Estas coplillas compuestas para la ocasión tratan en tono jocoso asuntos de actualidad y son cantadas por las calles por los miembros de las agrupaciones para deleite del público. Como acompañamiento musical, el sonido del mirlitón o pito de chapa.

Por su localización, Cádiz suele gozar de unas condiciones climatológicas favorables, ideales para vivir la fiesta en la calle. Comparsas, desfiles de disfraces y tambores inundan la ciudad, que durante los carnavales recibe a miles de visitantes.

La Reina del Carnaval se elige en Santa Cruz de Tenerife

Carnaval de Tenerife

Declarado el segundo carnaval más importante del mundo, al de Santa Cruz de Tenerife solo se le antepone el mismísimo carnaval de Río de Janeiro. Durante dos días, la ciudad canaria se transforma en el sambódromo de España.

Luz y color inundan las calles, con fiestas tanto oficiales como particulares y, por supuesto, con los característicos y espectaculares trajes de las candidatas a Reina del Carnaval.

Muy cerca, en la vecina isla de Gran Canaria, no se quedan atrás. Su capital, Las Palmas, se llena cada año de cabalgatas, murgas y mogollones con motivo del carnaval.

El ambientazo de Vinaroz

Nos guste o no, el Levante español siempre ha sido sinónimo de fiesta. Allí sí que saben pasárselo bien. En Carnaval, no iban a ser menos y, en esta temática, Vinaroz se alza en el top de la celebración.

Los carnavales en esta localidad de Castellón destacan por el buen ambiente en cada esquina, con música y celebraciones en las calles, a cualquier hora, con personas disfrazadas de todas las edades.

Declarado de Interés Turístico Regional y Autonómico, el carnaval de Vinaroz ofrece un amplio programa de actividades entre las que destaca la Gala de Reinas, un espectáculo que cada año tiene una mayor afluencia de público.

La tradición del Carnaval de Bielsa

Carnaval de Bielsa

Por su peculiaridad y característicos personajes destaca el carnaval de Bielsa, en la provincia de Huesca. Esta fiesta, la principal de la localidad, conserva casi al detalle la tradición de antaño, comenzando con los festejos el jueves lardero. Es entonces cuando, colgado del balcón del Ayuntamiento, aparece Cornelio Zorrilla, un muñeco hecho de ropas viejas rellenas de paja. Allí permanecerá durante todos los carnavales, hasta el domingo, cuando sea quemado en la hoguera.

Durante cuatro días, las calles son tomadas por goluchos, que anuncian casa por casa la llegada del carnaval; el oso y el domador, los trangas y las madamas (o mozos y mozas solteras), entre otros peculiares personajes, protagonistas de los carnavales de Bielsa.

Harina y Cigarrones, protagonistas en Verín

Las batallas de harina, o fariñadas, y los cigarrones son los protagonistas del carnaval de la localidad orensana de Verín. Ataviados con sus medias, calzones y cencerros, estos ruidosos personajes corren por las calles animando a la gente a participar en la fiesta.

A los tradicionales bailes de máscaras y desfiles de disfraces se unen, en esta región, las batallas de harina. Junto con las celebraciones de Xinzo de Limia y Laza, las de Verín completan el triángulo de fiestas del Entroido, el carnaval en Galicia.

Don Carnal y Doña Cuaresma se enfrentan en Águilas

La batalla entre Don Carnal y Doña Cuaresma es uno de los principales actos del carnaval de Águilas, en la Región de Murcia. La festividad, declarada de Interés Turístico Internacional, se celebra desde hace más de 200 años, combinando los disfraces y carrozas más actuales con tradiciones clásicas.

De la antigüedad se mantienen algunos personajes, como la Mussona, mitad humano mitad animal, entre la civilización y lo salvaje. Simbolizando la actualidad, Águilas cuenta con la Musa, también conocida como reina del carnaval, que representa el espíritu festivo, la fantasía y el humor.

La locura se desata en Sitges

La pequeña localidad de Sitges, próxima a Barcelona, es uno de los principales destinos turísticos del colectivo homosexual. Su Carnaval sigue la misma línea de popularidad y cada año recibe a más de 250.000 personas, con disfraces que van de lo más típico a lo más extravagante.

Desfiles y bailes creativos, con una cuidada estética y mucho espectáculo son los protagonistas de los carnavales más locos de España.

Top